fbpx
a

CAFEQUIPOS

¿ES NECESARIO TENER MÁS DE UN MOLINO EN UNA CAFETERÍA?

Algunas cafeterías han comenzado a adquirir un segundo molino de café para su barra; esto ha generado que algunos emprendedores y empresarios que aún no toman la decisión nos pregunten: ¿Se tratará de una moda? ¿Es realmente necesario tener más de un molino en la barra? A simple vista ser podría pensar que se trata de una decisión de aquellos que apuestan por conceptos de “Cafeterías de especialidad”.

A continuación les explicamos algunas causas que podrían ayudarnos para tomar la decisión.

 

El gusto del cliente: No es novedad que en los tiempos actuales los consumidores buscan servicios que satisfagan sus necesidades; para ello algunos servicios podrían incluso ser tan exclusivos debido a que no hay dos personas iguales que tengan el mismo disfrute tomando una bebida.

 

La propuesta novedosa en la carta: En el marketing moderno existen estrategias de venta del tipo PUSH y PULL, la primera sugiere proponer, mientras que la segunda espera que el cliente tome la decisión y escoja lo que necesite. Tener una opción adicional en la carta sigue la estrategia PUSH y ésta resulta atractiva para aquellos segmentos que buscan probar cosas nuevas; para ello es necesario alcanzar nuestra propuesta en la carta.

 

La oferta de granos disponibles: El país cuenta con múltiples variedades de granos arábicos como consecuencia de tener muchas zonas cafetaleras ubicadas en distintas latitudes y con altitudes que van desde los 900 hasta los 2000 metros sobre el nivel del mar. Esto permite una basta oferta de granos que no todos los países pueden ofrecer. No está demás mencionar que también se han estado mejorando los procesos de siembra, cosecha, beneficio y preparación de la bebida gracias al trabajo de los productores e incluso al apoyo de diversas empresas privadas y entidades de gobierno.

 

La necesidad del ajuste previo: Para quienes ya tienen una máquina espresso, saben que el molino de café que acompaña la máquina debe estar correctamente regulado para moler los granos a demanda previa del cliente, esto a fin de garantizar la frescura de las bebidas; sin embargo contar con otra variedad de granos exige que estos se encuentren depositados en otro aparato que permita almacenarlo, molerlo y dispensarlo; por ende dentro de otro molino.

 

Educar y refinar  el paladar del cliente: Un segundo molino permitirá desarrollar las capacidades sensoriales del cliente posibilitándole valorar y distinguir la calidad de la bebida. El cliente siempre percibirá como un plus la educación que puede incluso profundizarse en sesiones de catación.

 

 

Autor: Ivan Gonzales , Gerente General – Cafequipos


Si desea ser asesorado por nuestro equipo para sus próximos equipos de cafetería o similar, contáctanos a ventas@cafequipos.com.

Post a Comment