fbpx
a

CAFEQUIPOS

La brecha entre emprender y no emprender

Renato, gracias a las habilidades culinarias que heredó de su madre, soñó siempre con abrir un restaurante. Gracias a su familia, nacida en el norte del Perú, tuvo la cocina muy presente; los mejores platillos y comida criolla de nuestro país como comida de todos los días en casa.

El sueño del restaurante era tanto de Renato, como de su madre, Luisa. Sin embargo, Luisa por su trabajo, venía postergando este sueño durante mucho tiempo. Su trabajo en banca era muy demandante y tenerlo los últimos 25 años, pues había postergado varios de sus sueños.

Renato, a pesar de crecer amando la cocina, no decidió estudiar alguna carrera relacionada esto, sino optó por la carrera de economía, pues, aunque Luisa y él compartían el mismo sueño, sabía que su padre no entendería la decisión de estudiar alguna carrera relacionada a la cocina. Los años pasaron y, Renato terminó trabajando en el área comercial de una casa productora, donde “casualmente” uno de los programas que producía su área era sobre gastronomía. Fue así, como conoció, chefs, emprendedores, bloggers de gastronomía, entre otros. Cada uno de ellos con una historia detrás, pero con un gran punto en común: pasión por la cocina y, la comida, claro está.

Renato trabajando durante 5 años en la casa productora conoció infinitas historias de éxito y emprendimiento, disfrutaba cada día de su trabajo, conociendo más sobre el tema que tanto le gustaba; sin embargo, había algo que seguía faltando y aunque siempre lo supo, tuvo que toparse con “los minutos de decisión” que lo llevarían a la siguiente etapa de su vida.

Estos momentos de decisión se crearon cuando Luisa, cansada de su trabajo, por fin decidió jubilarse, y es así, que llegó a casa con la noticia y lo primero que atinó a decir Renato fue “es momento de abrir el restaurante”. Y así fue, segundos de decisión en dos personas, una frase de uno de ellos y la pasión de ambos para comenzar la gran aventura.

Después de tanto años de indecisión, se dieron cuenta que aquellos momentos en los que por fin decides lanzarte a emprender, son cruciales y los más importantes de tu emprendimiento. Toparse con aquella decisión para avanzar sin mirar atrás y que ningún obstáculos que puedan presentarse en medio.

En Cafequipos conocemos muchas historias como las de Renato y Luisa, ¿cuál es la tuya?

Post a Comment